7 truquitos para mejorar tu salud en la oficina

La salud en la oficina es importante para nuestro bienestar general y nuestra productividad. Pasar ocho o más horas al día sentado en una silla, delante de una pantalla, y comiendo chocolatinas y café de la máquina expendedora es todo lo contrario a cuidarse, aunque al salir pongamos todo nuestro empeño a ir al gimnasio.

Al fin y al cabo, en la oficina es donde pasamos más horas del día, en muchos casos. Es por lo tanto muy importante aplicar pequeñas medidas muy sencillas para cuidarnos. Así, esas ocho horas pasarán más rápido y nuestro cuerpo y mente nos lo agradecerán.

1- Cuida tu postura

Ya te lo decían tu madre al comer y tus profes en la escuela. Es muy importante para nuestro sistema locomotor cuidar nuestra postura al sentarnos en nuestra silla, delante del ordenador. El dolor de espalda producido por una mala postura puede derivar en lumbalgias y otros problemas, que causan baja laboral o pueden disminuir notablemente la productividad.

Es importante mantener una postura lo más recta posible, pero sin llegar a forzar las vértebras. Además, nuestros pies tienen que estar constantemente apoyados, ya sea en el suelo o en un reposapies. dolor espalda oficinaDebemos colocar la pantalla, teclado y ratón del ordenador de acorde a nuestra postura, y no al revés.

2- Bebe agua

Beber agua nos ayuda a regular la temperatura corporal y muchas funciones de nuestro organismo. Además, ayuda a mitigar dolores de cabeza, algo muy frecuente en oficinas ruidosas y trabajando ante pantallas. ¡Además, nos ayudará a tener una piel tersa e hidratada! Recomendamos llevar una botella de agua, o tener un vaso o taza. ¡También puedes tomar infusiones!

3- Descansa la vista

Los ojos acaban agotados después de horas delante de la pantalla del ordenador, llenando informes y consultando facturas. No hace falta recordar los problemas de visión que van apareciendo con los años especialmente en personas que trabajan con ordenador.

Para ello, recomendamos el truco del 20-20-20. Es un sencillo consejo que puedes aplicarte en la oficina. Consiste en, cada 20 minutos, dejar de mirar la pantalla y enfocar la vista en algún objeto que esté a 20 metros durante 20 segundos.

4- Ilumina tu escritorio

Tener bien iluminado nuestro espacio de trabajo también es esencial para cuidar nuestros ojos, y mejorar nuestra productividad. A ser posible, colócate cerca de una ventana, con luz natural, que no sólo te permitirá ver mejor tu trabajo sino que, además, alegrará tu espacio. Estar cerca de una ventana y poder mirar fuera también ayuda a reducir los niveles de estrés.

5- Olvídate de las chocolatinas

Lo sentimos, sabemos que es un paso doloroso. Pero las chocolatinas, galletitas, refrescos y demás productos azucarados de la máquina expendedora no son buenas para nuestro bienestar. En cambio, recomendamos comer fruta. Una manzana es ideal para comer a media mañana, ya que saciará nuestra hambre y nos aportará vitaminas y energía para encarar el resto del día.

Además, es mejor decir adiós al menú grasiento del bar de debajo la ofi. Será mejor que preparemos una dieta equilibrada llena de verdura, y nos traigamos el tupper al trabajo. ¡La mejor manera de cuidar

nuestra salud, y con comida casera y deliciosa!

6- Haz estiramientos

Por último, unos estiramientos de brazos y espalda antes y después de la jornada laboral ayudarán a los músculos de la espalda a adaptarse a la oficina. ¡Un par de minutos antes y después de sentarse pueden evitarnos semanas de dolor!

7- Si estás de pie, camina

Muchos trabajos implican pasar horas de pie, especialmente aquellos que implican estar de cara al público. Eso acaba derivando en sobrecargar las piernas, sobre todo si se mantiene una misma postura durante mucho tiempo.

Para evitar la sobrecarga, es esencial ir cambiando de postura, disponiendo un pie más elevado que el otro con un peldaño. También se debe favorecer la circulación caminando cada unos 15-30 minutos, para equilibrar la musculatura. Después de una jornada laboral, puede ir bien un gel frio para ayudar a descansar las piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *